Entrevista con Don Couto sobre su álbum debut 'Elcano' (2021) y su interesante propuesta musical que mezcla electrónica con sonidos y ritmos tropicales

La primera vez que escuché la voz gravísima y seductora de Don Couto en “Rico Suave” me pasó un escalofrío por el cuerpo y me levanté inmediatamente a bailar esos sonidos que evocan el baile en un ritual, ese es el ritual de los cuerpos y la música de Don Couto que invita a todos los cuerpos a bailar.

Entrevistamos a Don Couto para Juguete Rabioso y nos contó sobre sus próximos lanzamientos y expectativas sobre los sonidos que encontraremos en su álbum debut: Elcano (2021).

Siempre es interesante cuando se rescatan los sonidos de los lugares más abandonados de los rincones de américa latina, así es como Don Couto toma de la música popular y tropical latinoamericana con ritmos derivados del merengue, la salsa y la cumbia. De esta forma se pueden lograr mensajes contundentes para rescatar nuestras raíces y nuestros sonidos haciendo uso de sonidos universales para reivindicarlos.

Desde Juguete Rabioso estaremos muy atentos a lo nuevo de Don Couto para seguir bailando a su ritmo que nos sube la libido.  

¿Cuánto tiempo llevas trabajando en la propuesta musical de Don Couto? ¿Desde antes de la pandemia?

Ya venía trabajándolo, de hecho, tengo ya dos años y me tardé en trabajarlo musicalmente, porque he tenido que hacer todo desde cero: la identidad, la línea musical y todo lo demás; pero el personaje de Don Couto ya lleva bastante tiempo en la radio, antes tenía un personaje en un programa llamado Iracundia, ahí exponía géneros emergentes y periféricos en la línea tropical, entonces invitábamos a sonideros, gente que trabajaba la cumbia villera, el vallenato y todos los géneros tropicales. Por eso ha sido un proyecto que ya lleva un buen tiempo en el sentido de la conceptualización y ejecución de la música.

¿Tienes alguna fecha de lanzamiento de tu nuevo álbum Elcano (2021)? 

No hay fecha fija, pero la idea es que el álbum completo salga en 4 meses. El 10 de diciembre sale el nuevo sencillo: “El tiburón”, una reversión a “El tiburón” de Proyecto uno y tiene algunos fragmentos en portugués con la misma base de funk favela que tiene “Rico Suave”. Luego sale una colaboración como con una onda más “chamanic” con Monstruos del mañana, un grupo que toca psicodelia con tropical; uno de sus integrantes es un productor llamado Roy MT con quien coprodujimos todo Elcano (2021). Este tema en colaboración es más tranquilo, tiene una onda de misticismo, es un himno a la noche, es como una línea que contrasta, pero ahí te das cuenta de que la línea que da coherencia es que escuchas que el álbum siempre tiene su base de electrónica, porque soy DJ entonces lo que hago es incorporar sobre esa base algún género tropical.

En tu música está esa intensa presencia del baile y también como lo has dicho en alguna ocasión, es una música llena de endorfinas ¿cómo se hacen presentes las endorfinas cuando compones o creas tu música? ¿Cómo llega esa pulsión creativa?

Justo esa inyección de endorfinas la pretendo a través del rito que involucra la música, como mencionabas con respecto a la presencia del baile es esa conexión o especie de ritual que viene desde esos orígenes de la música. Por ejemplo, la cumbia que viene de los rituales africanos que llegaron también a Latinoamérica llega como ese ritual que representa y tienen que ver con las raíces, el corazón, con la tierra, entonces así es como yo conecto con la música, a través del corazón de las personas. A mi siempre me gusta que la gente baile, que la gente goce, que la gente se desprenda de sus males, que se olvide un ratico de lo que le puede estar aquejando para que pueda disfrutar. Por eso echo mano de estos géneros tropicales y latinoamericanos porque con estos sonidos logro conectarme con los otros, como si fuera una fuerza mágica y muy poderosa.

¿Cuáles son tus referencias, van más allá de lo musical?

Hay muchos referentes, de hecho, me gusta mucho la cultura popular, me gusta mucho lo visual. Con lo de la cultura popular se van a dar cuenta cuando lance una canción que va a salir por ahí en unos dos meses y medio, que se llama “Flaming hot”, allí hay una base de cumbia que se acompaña con sampleos en japonés de una caricatura de los sesentas que se llama Speed Racer. Lo que yo hago entonces es tomar distintas frases en japonés de uno de los capítulos y el sampleo de la intro de la caricatura y lo añadí a la canción. La verdad es que siempre tengo algún referente, sea de cualquier artista visual, auditivo o de la cultura popular. Ahora por ejemplo estoy trabajando en una canción que tiene que ver con el miedo y esta canción está llena de referentes a películas de terror, yo soy aficionado al cine de terror, entonces tiene referentes a esos chichés de las películas de terror, Halloween, Viernes 13, El exorcista y toda esa onda, entonces de eso va la canción y de cómo enfrentar el miedo. Ahí hay varios ejemplos de referentes que se encuentran en mi música. Por ejemplo, en referentes de grupos musicales que sigo de muy cerca están The Avalanches, todas sus canciones las construyen a partir de sampleos y eso me gusta mucho porque trato de incorporarlo también; me laten mucho Die Antwood, sobretodo por su onda visual. También tengo referentes del cine como Harmony Korine por su onda de colores y esta onda neón toda millenial que se nota en Spring Breakers (2013).

¿Es intencional esa energía sexual que se siente al escuchar “Rico Suave”?

Sí, totalmente. Tiene esa carga sexual muy presente y de eso se trata. De hecho, en la construcción del video clip hablamos con las bailarinas para que ellas hicieran su trabajo como se sintieran más a gusto, luego me dijeron: lo que pasa es que esta canción tiene una carga muy sexual, entonces por ahí mismo puede ir el baile, por un desfogue de energía sexual interpretado en nuestro estilo. La mezcla y máster la hizo Norberto Islas quien me decía que había agarrado muy bien esa energía del cortejo en la canción. Sin duda es una línea que se maneja energéticamente muy bien.

Cuando combinas todos estos géneros tropicales con la base de electrónica haces un trabajo muy interesante en cuanto a la reivindicación de muchas otras culturas latinoamericanas. En el video de “Rico suave” las chicas tienen cubiertos sus rostros, me gustaría pensar que son capuchas, ¿lo son?, ¿crees que con tu música se aprovecha la oportunidad de construir un mensaje político?

Es justo eso, mira que todos estos ritmos, sobre todo el funk de favela estan tachados de ser malos ritmos porque representan muchos estigmas, al igual que muchas ideologías están estigmatizadas, como drogas, sexo, pobreza y a la final son perseguidos. Entonces lo que hay que hacer es cubrir la cara para proteger la identidad de las personas, eso sucede en el video. Pero a pesar de eso, lo que yo quiero exaltar dentro de mi música es la belleza que hay en estos lugares estigmatizados, lugares estigmatizados reivindicándose desde sus ritmos, desde ahí nace el arte más genuino, porque no tiene otro contenido más que expresar sino el que se está viviendo.

Don Couto ¿Qué hace que tu música sea rabiosa?

Mi música es rabiosa porque conecta con el instinto animal, es música rabiosa porque es música para bailar, ya sea solo o en pareja, es música rabiosa porque está arraigada a lo latino y es música rabiosa porque después de escuchar un par de canciones te va a salir espuma de la boca.