Para apreciar ‘Muzz’, primero debes desterrar todas las expectativas sobre esta llamada superbanda. No es lo que se creería que una banda compuesta por el vocalista Paul Banks (‘Interpol’, ‘Julian Plenti’, ‘Banks + Steelz’), el baterista Matt Barrick (‘Jonathan Fire * Eater’, ‘The Walkmen’), y el productor y multi-instrumentista Josh Kauffmann (‘Bonny Light Horseman’, ‘The National’, ‘The War on Drugs’) sonarían, pero eso es exactamente lo que debes esperar.

Los miembros de ‘Muzz’ tienen un credo de indie-rock bien establecido y ciertamente, no tienen que comprobárselo a nadie. Sin embargo, el equipo de trabajo ha puesto el listón muy alto para cualquier empresa conjunta. Aún así su álbum debut homónimo, ‘Muzz’, no decepciona.

El inquietante y dentado indie-rock de ‘Interpol’ y la crudeza de ‘The Walkmen’ han sido archivados y reemplazados, en favor de un tipo de Rock cálido y difuso, con orquestaciones que marean en un agradable remolino de sonido. Sin embargo, el distintivo barítono (como de cachorro husky) de Banks permanece, sonando más pulido que nunca. ‘Muzz’ sin duda, tiene un talento para evocar sonidos clásicos con un dinamismo posmo. La calidad surrealista de los arreglos de las canciones se suma a la sensación de estar envueltos y embelesados por caprichos enteógenos y trances espirituales, a medida que se mueven alrededor de un variado paisaje rocoso de melodías sublimes.

Algunas de las doce pistas del álbum se sienten más como ideas musicales conceptuales con arreglos inteligentes que como verdaderos tracks, resonancias juguetonas y una agradable cacofonía de instrumentación abigarrada en lugar de “canciones” completamente formadas. Temas más cortos –como el que abre el álbum– “Bad Feeling”, “Chubby Checker” y el maravilloso y elegante “Red Western Sky”, reproducen un solo ritmo o terminan demasiado pronto, justo cuando nosotros comenzamos a tomar impulso. Otros como “Knuckleduster” y “How Many Days” son paisajes rockeros atmosféricos que se atascan sin ser del todo dominantes.

Al igual que tu par favorito de jeans ajustados, rotos con el tiempo –para proyectar una estética cómoda e informal–, el carácter complejo de ‘Muzz’ se despliega gradualmente en un álbum increíblemente fresco, que no debe ser comparado con obras repetidas. ¿O tú cambiarías tu par de jeans favoritos desgastados por unos nuevos?