Se cumplen33 años del lanzamiento del álbum one lord one faith one baptism de una de las grandes iconografías del góspel en el planeta, Aretha Franklin, bajo el sello discográfico neoyorkino Arista Records. Cabe destacar que ese mismo año (1987) es incluida en el salón de la fama del rock and roll en Estados Unidos, suceso que quizá fue inesperado para ella por no ser parte de ese género musical.

Aretha Louise Franklin, nacida un 25 de marzo de 1942 en Memphis, Tennessee; hija de un ministro de iglesia y de una cantante de góspel, tuvo una prominente carrera artística desde sus inicios en la iglesia bautista New Bethel en Detroit, EU y, en donde también, le rendirían un homenaje póstumo “Estamos tristes de que Aretha se haya ido, estamos felices de que se haya liberado de las cadenas del tiempo” comentaría el pastor Robert Smith Jr.  

Precisamente en esta iglesia se grabaría el álbum one lord one faith one baptism en donde además y, como dato alterno, Arteha prestaba servicios altruistas sirviendo comida a los feligreses y a personas en situación sin hogar. Un álbum estrictamente evangélico y tradicionalista, como es característico en las iglesias afroamericanas, utilizando sólo como base un órgano musical, panderos, y con la fuerza poseída de los pulmones; refugio triunfante donde las aureolas celestiales encuentran la imposibilidad del miedo. Dentro de las colaboraciones en este álbum se encuentra precisamente las de sus hermanas, Erma Franklin y Carolyn Franklin, así como también la participación de la cantante, actriz y activista Mavis Staples, la del defensor de los derechos civiles, el pastor Jesse Jackson, entre otras personas.

En este álbum discográfico se encuentra uno de los máximos emblemas históricos de la música góspel como The Lord’s Prayer” compuesta por Ben Fielding, Benjamin Hastings, Reuben Morgan y Marty Sampson. Sin duda, escuchar esta plegaria musical en voz de la “Queen of Soul”, es una frecuencia donde se ejecuta la redención, una solemne energía a mitad del mundo, un anclado sentimiento donde se cuenta la voluntad en el sector de la esperanza.  

La nominada en 44 ocasiones y  ganadora de 18 premios Grammy, dejó una herencia que acariciará siempre la memoria; única, con alabanzas de sol, con sueño de una nueva construcción, fallece un 16 de agosto de 2018 a causa de un cáncer de páncreas. Hoy recordamos la grandeza de one lord one faith one baptism de “La Dama del Soul”.