nunca pierdo la esperanza de tenerte entre mis brazos

no todo es cordura

ni siquiera imaginación

sólo datos estadísticos pal mame

las fantasías nos mantienen cuerdos

tómalo como dogma

o justificaciones no pedidas

te asumes íntima a costa de tus miedos

hacerse feliz a uno mismo

con la conciencia desnuda

déjame ser testigo antes de cómplice

amarte seduce

vuelve a mí con las alas abiertas

ardamos

afuera no saben de nosotros

los humanos se preocupan por el qué dirán

si supieran de nuestro lenguaje

azaroso

nadie se acercará al precipicio

mientras tu mano esté entrelazada con la mía

caigamos